viernes, 4 de noviembre de 2011

Alimento de lobos


El otro día me llevé una grata sorpresa ya que encontré en un dvd unos cuantos archivos de fotos que daba por perdidos en un disco duro que se me fastidió hace un par de años.
Pues bien al repasar el dvd descubrí con satisfacción unas fotos de hace unos cinco años que me han animado para subir algo al blog que lo tengo abandonadito.
Las imágenes son algo duras pero no mas que la vida misma en la naturaleza.
Una tarde después de comer de un mes de diciembre nos fuimos  a dar una vuelta por Los Ancares, la helada había desaparecido de las solanas en las zonas bajas pero al ir subiendo la nieve helada iba haciendo acto de presencia después de un rato en una pista forestal nos llevamos una verdadera sorpresa.



Este era un joven jabalí de unos 30 kilos, por la frescura del hallazgo es posible que nuestro acercamiento a la zona espantara a los comensales.
 Varios detalles y perspectivas de la víctima, los lobos empezaron a comer por detrás los jamones tiene mas carne, también se comieron las tripas pero se dejaron el hígado y en esta útima foto se ven claramente los pulmones y  el corazón, pero son verdaderas máquinas de trillar costillas y de engullir carne.
Nos dimos una vuelta buscando rastros algo no muy complicado en la nieve, los seguimos varios centenares de metros  huellas y sangre hasta que nos cansamos y a unos 50 metros del primero pero del otro lado de la pista nos encontramos este otro, en este caso una hembra adulta de la que ya habían dado buena cuenta en su mayor parte.